lectura inauguració

Lectura de inauguración

 El 21 de diciembre de 2022 se celebra el acto público de presentación del centro de Espais de Connexió. El espacio no es muy amplio y se convoca una tarde abierta para que familia, amigos, conocidos, vecinos y quien quiera, pueda pasar a ver el espacio, informarse y aprovechar algunas promociones especiales.

Habrá una entrada específica de este acto, pero quiero compartir el texto que leí, sin apenas voz, y que me han pedido poder tener. Así que avanzo este escrito, que espero que os sea inspirador.

TEXTO DE INAUGURACIÓN DE ESPAIS DE CONNEXIÓ

Muchas gracias a todos los que han podido acercarse a celebrar conmigo el nacimiento de este proyecto. Hace unos años quizás no le hubiera dado mucha importancia, pero cada vez entiendo más que los rituales cargados de intención tienen su efecto y es necesario aprovecharlo. Y por eso es importante que personas que me conozcan y saben el camino que llevo, estén conmigo en un día como este, personas que entenderán hacia dónde sigue el trayecto. También pienso en otras personas que querían estar, pero por la fecha no ha sido posible, igualmente les siento conmigo.

Hace tres meses todo esto no estaba previsto, no tenía en mente contar con un espacio propio.

Pero eso tampoco sale de la nada. Hace ya unos años empezó a intentar salir un proyecto que partía de esta combinación que para mí es fundamental, arte, conciencia y naturaleza, pero no fue el momento, y necesitaba madurarse. Soñaba con ofrecer a la ciudad un espacio-oasis, de calma, silencio, serenidad, conexión interna, belleza, naturaleza, arte…

Hace año y medio que decidí escuchar la voz que me decía que tocaba hacer una evolución, que había más cosas que aportar, y compartir una facilidad para observarse, para oírse, para disolverse a través del arte , la expresión y sentirse efecto de la vida. Algunas circunstancias acabaron de generar el impulso, y ya fue apareciendo el nombre Espais de connexió, y el que quería aglutinar.

Pero tan especial propuesta no acababa de poder arrancar sin un espacio propio, pensado justamente para acoger esta combinación, y en un entorno que facilitara las actividades pensadas. Cuando es el momento, si uno está atento, llegan los mensajes. Cuando buscaba salas para ir haciendo cosas, Aina de los mil nombres lanzó el mensaje detonante: tenía que buscar un espacio mío. El mismo día ya había localizado una opción, que no fue, y después llegó ese local. Firma, 2 de noviembre.

Yo soy de ir al fondo de las cosas, de conocer el exterior, el interior y la energía de todo, y la coherencia de todo esto, y aquí no fue distinto. Necesitaba hacerme mío el espacio, también he estudiado feng shui, y era necesario remover todo lo que estaba estancado, limpiar todos los rincones y llenar de una nueva energía. Hay mucho trabajo detrás, que prácticamente he hecho sola, sin coche, con viajes arriba y abajo con un carro de la compra lleno de maderas y cosas extrañas que debe conocer todo el barrio, montando un Leroy Merlin de herramientas aquí dentro, doblando formadores, haciéndome ampollas en las manos, haciendo mil esquemas y tomando medidas para resolver detallitos y no tan detallitos… Ha sido un proceso intenso pero estimulante, que he vivido con la cadencia de una cosa tras otra, como una meditación continuada, con ilusión, confianza, y entusiasmo (dicen que significa como con Dios dentro, utilizado por la divinidad). Y la satisfacción de ir poniendo en juego un montón de habilidades conocidas y otras que ha sido necesario desplegar e incorporar al fardo para seguir adelante.

De las horas que he pasado en la calle rascando y poniendo silicona, limpiando y pintando persiana, ya he ido conociendo a gente del barrio. Una mujer después de verme días trabajando me dijo: “Sí que cuidas esta persiana”. Y yo le dije: «Pues eso, con todo». Y esto es vivir y actuar desde unos valores, tratando de hacer siempre las cosas de la mejor forma. Estas semanas he ido sintiendo cada vez más la certeza de que era lo que tenía que hacer, dónde debía estar, de que todo iba fluyendo y se materializaba un sueño que no era consciente de lo creado y definido que estaba en un plan más sutil y que por eso ha podido surgir en ese tiempo tan breve.

Y en muchos momentos, sintiendo esa plenitud interna en la que no tenía ninguna preocupación para mañana, sino viviendo únicamente el proceso como un fin, y agradeciendo la ayuda y confianza incondicional de mi madre que ha sido necesaria para dar forma a ello, pensaba: “Ojalá todo el mundo en algún momento de su vida, como mínimo, se sienta como me siento yo ahora, dando forma a su propia aventura, con esa confianza y chispa interna encendida, presentando al mundo su particularidad sabiendo que todos tenemos un espacio que ocupar y que cuando actuamos con coherencia, todo acompaña y debe salir bien”.

Es cuando sientes que no actúas por ti, sino que la vida actúa a través de ti, lo que permite todo acto creativo, desde el dibujo, pintura, baile, música, diseño, construcción, tejer, cantar…

Y afortunadamente lo he oído en muchos momentos en la vida, pero ahora con más intensidad que nunca, el reto es aparentemente mayor (el Universo no entiende mucho de tamaños), y ésta es la única prueba que necesito para saber que estoy haciendo lo que corresponde.

Y aquí abro un espacio, no de soluciones, sino de las condiciones para que cada uno pueda encontrar el formato que más le encaje si está dispuesto a explorarse y escuchar esta voz interna más sabia, de afinar los sentidos para reconocer cuándo hay que seguir hacia un lado u otro, de habitar el cuerpo con conciencia y agradecimiento, de habitar el mundo que nos rodea con fascinación y la mirada inocente de descubrir cada día cosas nuevas, a la vez que no dar por sentado que estarán siempre; que hoy estén es un regalo.

Desde mi punto de vista, cada uno tiene una semilla única para crecer, una calidad, aptitud, don, algo que hace mejor que nadie, que es tan natural en uno mismo que a veces no parece importante, pero lo es. ¿La tiene detectada? Cierre un momento los ojos y respire profundamente: ¿sabéis qué le hace vibrar y olvidar el tiempo? ¿Qué forma tendría esa semilla?

Y que esta semilla se despliegue, crezca y enriquezca el mundo que habitamos depende de que haya un terreno fértil, equilibrado, flexible y saludable, de poner energía e intención, ser paciente para observar las condiciones adecuadas y en el momento preciso confiar sin sabotajes mentales, avanzar con todas las consecuencias.

Es bueno tener un foco de referencia de hacia dónde queremos ir, pero lo que hacer no debe ser tan importante como el cómo y el desde dónde. En cualquier cosa, que tus valores te representen. ¿Tienes claro qué valores te guían? ¿Tienes claro desde dónde surgen tus motivaciones? Si no hay verdad y coherencia en esta relación, difícilmente te sientas en paz, y ésta debe ser la guía de tu brújula.

Las conexiones internas serán parte importante del proyecto, pero también lo serán las externas. Y aparte de los talleres regulares que comienzan y que seguro irán evolucionando, se irán programando actividades complementarias facilitadas por otras personas que estén alineadas con los objetivos y valores del proyecto, y por la web e Instagram se irán anunciando. Así como salidas y retiros en espacios más naturales, poco a poco se irá dando forma, pero existe la voluntad interna de hacerlo.

Para ir terminando, he dicho que casi he hecho sola ese proceso, pero quiero agradecer especialmente algunas ayudas que son más que propiamente el hecho en sí. A Sonia por el asesoramiento en el proceso de negociación del local, Montse y Enric, padres de un amigo, que me facilitaron un montón la parte de gestión administrativa, Manel por el asesoramiento técnico-energético , a mi hermano Roger para estar siempre que lo necesito, a Arnau para ofrecerse a poner en su sitio unas cuantas cosas. También los ánimos de mucha gente que me rodea.

Y también agradezco las ayudas menos evidentes, que obligan a afianzarse en el propósito, a confiar en la voz interna, a hacerse más fuerte, resiliente y perseverante, a recentrarse. Todo forma parte del momento presente, sin toda esa combinación no sería la que soy ahora, y no podría ofrecer lo que tengo y lo que soy.

Así, hoy, 21 de diciembre de 2022, desde la calle Florencia, 7, de Barcelona, queda oficialmente inaugurado este espacio, una casa de acogida, paz, crecimiento y conexión.

Espero que se sienta cómodo aquí y que lo que ocurra sea secundario, después del propósito, el cómo y el desde donde.

Gracias a todos y todas.

Entradas recientes

Próximas actividades

Consulta la agenda de actividades.

Contacta